Churros caseros

Cómo hacer churros caseros

Churros en Thermomix

Aunque la receta original de churros solo incluye harina, agua y sal, hay muchas versiones diferentes que añaden aceite o incluso huevos a la masa. Al final, puedes hacerlos como más te gusten, ya que vas a ser tú quién los coma.

A mi me gustan así, con harina de fuerza, agua, sal y un poco de aceite de oliva; y sobre todo fáciles de hacer. El resultado son unos churros ligeros y esponjosos por dentro, pero muy crujientes por fuera, así que son perfectos.

Churros en Thermomix

Siempre hago los churros con la Thermomix, ya que me evita tener que remover los ingredientes hasta que se forme la masa. El resto de la preparación la hago como todos, introduciendo la masa en una churrera (o manga pastelera), y friéndolo en una sartén con aceite bien caliente.

Nunca he frito los churros en el vaso, ya que no hay demasiado espacio para que se frían bien y poder removerlos.

Y por supuesto, siempre acompaño los churros con una deliciosa salsa de chocolate, abajo te dejo la receta.

Ingredientes para 15 churros

  • 300 gramos de harina de fuerza
  • 400 ml de agua
  • 1 cucharadita sal
  • 2 cucharadas aceite de oliva suave
  • Aceite vegetal (girasol u oliva) para freír
  • Azúcar para espolvorear

Modo de elaboración

  1. Nuestra Thermomix tiene función balanza, así que podemos pesar directamente en el vaso la harina. Luego la transferimos a otro recipiente y aclaramos el vaso para verter el agua, el aceite y la sal.
  2. Programamos temperatura 100ºC, a velocidad cuchara, durante 5 minutos, para que se caliente la mezcla.
  3. Una vez caliente, agregamos la harina y lo mezclamos suavemente, sin temperatura, a velocidad cuchara, durante 1 min. Así nos ahorramos removerlo nosotros manualmente.
  4. A continuación, seleccionamos velocidad espiga durante 5 minutos para que se amase. El resultado tiene que ser una masa homogénea y dura.
  5. Dejamos reposar la masa unos minutos y la transferimos a una manga pastelera o, si tenemos, una churrera. La boquilla de los dos accesorios debe ser de estrella, la forma característica de los churros.
  6. Apretamos la masa hacia la boquilla y vamos formando los churros, colocándolos sobre un papel vegetal.
  7. Ponemos a calentar un buen chorro de aceite en una sartén, a fuego alto. Cuando esté bastante caliente, aproximadamente 180ºC, añadimos los churros y los freímos en el aceite caliente. En principio la masa no tiene porqué saltar o salpicar, pero si te ocurre, tapa la mayor parte de la sartén, dejando un espacio para que salga el vapor y no cocer los churros.
  8. Vamos dando vueltas a los churros, y cuando estén dorados, los sacamos a un plato en el que hemos puesto varias capas de papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  9. Después, espolvoreamos una buena cantidad de azúcar por encima, para que se rebocen. ¡Tus churros ya está listos para devorarse!

Notas

Le puedes dar un toque de sabor diferentes añadiendo canela al azúcar, o azúcar vainillado.

Para hacer la salsa de chocolate

  • ½ vaina de vainilla, partida longitudinalmente
  • 240 ml de nata líquida para montar
  • 5 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita de espresso en polvo
  • ⅛ cucharadita de sal
  • 3 onzas de chocolate negro troceado

Raspamos las vainas de vainilla en una cazuela pequeña, cogiendo todas las semillas que podamos. La vaina la podemos tirar.

Añadimos la nata líquida, el azúcar moreno, el cacao en polvo, el espresso en polvo y la sal, y lo calentamos a fuego medio-alto, removiéndolo de vez en cuando, hasta que el azúcar se disuelva y no queden grumos del cacao en polvo.

Dejamos que se cocine a fuego lento durante 4 minutos; después retiramos la cazuela del fuego y agregamos el chocolate. Lo removemos bien para que se derrita y lo mantenemos a fuego bajo hasta que esté listo para servir.